Encuentra  Abogados de Familia en tu Ciudad

Encuentra Abogados de Familia en tu Ciudad

🏛️ Localiza a los Mejores Abogados de Familia GRATIS

¿Necesitas ayuda y estás buscando a Los Mejores Abogados de Familia de tu ciudad?

En abogados-familia.com.es encontrarás el que mejor se adapte a tu necesidades, somos el mejor directorio de abogados de familia.

Elige tu comunidad autónoma, después tu ciudad, y habla con un experto para asesorarte.

Abogados de familia en Sevilla
Abogados de familia en Vigo
Abogados de familia en Vigo
Abogados de familia en Alicante
Abogados de familia en Alicante
Abogados de familia en Valencia
Abogados de familia en Valencia
Abogados de familia en Córdoba
Abogados de familia en Córdoba
Abogados de familia en Málaga
Abogados de familia en Málaga
Abogados de familia en Madrid
Abogados de familia en Madrid
Abogados de familia Barcelona
Abogados de familia Barcelona

🧑🏻‍⚖️ ¿Qué es un Abogado de Familia?

El abogado de familia es un profesional que se especializa en el Derecho de Familia, rama que se centra en el conjunto de normas jurídicas establecidas para regular todo lo que civilmente conocemos como familia.

Es el profesional que se encarga de brindar apoyo y asesoría jurídica en casos muy sensibles como divorcios, guarda y custodia compartida de hijos, herencias, reclamos por la pensión alimentaria y división de bienes.

Al ser situaciones, en su gran mayoría, extremadamente delicadas, la intervención de un abogado especializado en el Derecho de Familia es fundamental para obtener una posible solución

Además, en muchos casos, el proceso judicial es muy largo, especialmente si entre las partes no hay forma de llegar a un acuerdo.

Si estás buscando abogados de familia de confianza en España, con amplios conocimientos sobre el Derecho de Familia y con años de experiencia brindando apoyo y asesoramiento jurídico, definitivamente has dado con el sitio correcto.

Es que en nuestro despacho encontrarás un amplio equipo de profesionales, distribuidos en diferentes puntos del país, para ayudarte a obtener una solución favorable en el menor tiempo posible.

¿Quieres saber más sobre nuestros servicios? ¡Continúa leyendo!

🏛️ ¿Cuándo consultar a nuestros abogados de familia?

Nuestros abogados de familia están sumamente capacitados para brindar apoyo y asesoría jurídica en todos los casos que engloba esta rama del Derecho.

Veamos cuáles son las situaciones en las que puedes consultar con nuestros profesionales:

💔 Divorcios

Cuando un matrimonio llega a su fin, independientemente de cómo se llegó a la ruptura, es de vital importancia ponerse en contacto y asesorarse con abogados desde el primer momento porque el rol de estos profesionales es clave durante todo el proceso judicial.

Lo más importante que tienes que saber es que, en la actualidad, el único requisito para divorciarse es que hayan pasado al menos tres meses desde la separación efectiva. Es decir, un mínimo de 90 días desde que uno de los cónyuges se fue del hogar.

La Ley de Divorcio está vigente en España desde 1932 y por supuesto que mucho ha cambiado en el proceso de separación legal.

La última gran modificación se produjo con la Ley 15/2005, la cual modificó el Código Civil y suprimió las causas legales por separación y divorcio en el país.

Además, dispuso que existen dos tipos de divorcios: de mutuo acuerdo y en lo contencioso, dos procesos que debes conocer antes de iniciar un procedimiento judicial.

🤝 Divorcio de mutuo acuerdo

En estos casos, el divorcio se da por acuerdos básicos alcanzados por la pareja, por lo que suele ser un trámite mucho más sencillo porque temas sensibles, como la separación de bienes o la custodia de los hijos ya están resueltos.

Este proceso siempre es el más recomendable porque evita estrés, y es más rápido y económico, especialmente si los cónyuges son representados por el mismo abogado.

👨‍👩‍👦 Divorcio en lo contencioso

Está claro que no todos los matrimonios terminan en los mejores términos. Cuando no hay manera de que las partes lleguen a un acuerdo, estamos en presencia de lo que se conoce como divorcio en lo contencioso.

La demanda la hace una de las partes y allí deben precisarse las medidas que quiere se adopten en relación a la guardia y custodia de los hijos, división de bienes y quién se queda con la casa compartida.

En concreto, los detalles que debe contener este documento son: el régimen de visitas del progenitor que no va a vivir con sus hijos, la pensión de alimentos y la compensatoria (si uno de los dos cónyuges no percibe ingresos), la liquidación del régimen económico y el uso de la vivienda.

📄 Liquidación de sociedad

Antes de entrar en detalle con lo que significa el proceso de liquidación de sociedad de gananciales, es necesario tener algunas nociones básicas sobre lo que es un régimen económico matrimonial.

Es el conjunto de normas que regulan los intereses patrimoniales que rigen las relaciones entre los cónyuges y los terceros (hijos) en caso de que los hubiera.

Es importante remarcar que, en gran parte del territorio español, se contrae matrimonio bajo el régimen de gananciales, lo que quiere decir que todas las ganancias y bienes obtenidos en conjunto se ponen en común. En otras palabras, todo es de los dos.

Cuando un matrimonio se separa, los bienes ganados entre las dos partes debendividirse en partes iguales mediante un proceso judicial que se conoce como liquidación de sociedad de gananciales.

Lo más importante a tener en cuenta es que juega un rol fundamental el modo en el que se dio la separación, ya que, si la relación terminó en muy malos términos, y no hay posibilidad de llegar ni siquiera a algunos acuerdos básicos, el procedimiento judicial seguramente será largo y costoso.

Por otra parte, también influirá, en gran medida, si los cónyuges tienen hijos menores a su cargo, ya que aquí la división los va a incluir.

👨‍👧‍👦 Custodia de los hijos

Cuando se produce un divorcio donde hay hijos en el medio, el tema de su custodia es uno de los más importantes y polémicos. Si bien la mayoría de los cónyuges busca una salida que sea lo menos dolorosa posible para los niños, la realidad es que esto muchas veces no es así.

La situación va a depender, en gran medida, de cómo se divorciaron las partes. En los casos de acuerdo mutuo, la situación suele resolverse rápidamente, mientras que en las separaciones contenciosas -en las que no hay ningún tipo de trato- todo suele complicarse mucho más, incluso el futuro de los hijos.

Por supuesto que hay casos excepcionales, en donde la pelea entre ambos cónyuges es tan grande que ni siquiera dejan de lado sus diferencias por el bien de los niños.

En cualquier caso, en la actualidad existen cuatro tipos de guarda y custodia en España: guarda y custodia monoparental, individual o exclusiva, guarda y custodia compartida, guarda y custodia partida o distributiva y, por último, guarda y custodia ejercida por un tercero.

Veamos cada caso en particular:

Guarda y custodia monoparental

Esta es la guarda y custodia más tradicional y recurrente en los fallos judiciales, donde se define que una de las partes viva con los niños.

A quien se le asigne la custodia, deberá hacerse cargo del cuidado diario y ordinario de los hijos menores. Está claro que este progenitor es el que tendrá una relación mucho más personal y afectiva con los chicos que el de su ex pareja. Lógicamente, también se le atribuye el uso de la vivienda familiar.

Por su parte, el progenitor no custodio, según lo establecido en el artículo 94 del Código Civil, tendrá el derecho de la visita, comunicaciones y estancia con ellos.

El derecho de visita es el tiempo que se le permite estar con sus hijos. En general, este tiempo juntos es sin pernoctar, por lo que lo más común es que pase una o dos tardes semanales con los hijos, siempre respetando el horario escolar y otras actividades extracurriculares que tengan los niños.

El derecho a la comunicación, por su parte, establece el modo de comunicación entre el progenitor que no está a cargo y sus hijos. Salvo excepciones, no hay límites para estas interacciones.

Por último, el derecho de estancia hace referencia al tiempo que la parte que no está a cargo de la custodia puede permanecer con los hijossi hay acuerdo para que pernocte con ellos (por ejemplo, fines de semanas alternos o algunas semanas de vacaciones).

Cabe remarcar que el padre o madre que no vive con los niños, tiene el derecho a ser informado por la otra parte y por las instituciones sanitarias y educativas sobre la situación de sus hijos.

Pero sin dudas, la parte más polémica en trámites de divorcio es que el progenitor no custodio se hará cargo de gestionar la pensión de alimentos que corresponda al menor, en donde muchas veces se necesita de la intervención de un abogado de familia para resolver esta cuestión (por esta razón, luego lo veremos en detalle).

Guarda y custodia compartida

La guarda y custodia compartida es cada vez más frecuente en España, especialmente en aquellos divorcios de mutuo acuerdo.

En estos casos, ambos progenitores podrán tener en su compañía a los hijos en tiempos equitativos y por períodos previamente acordados (quincenas, meses, trimestres, por ejemplo).

Los dos cónyuges están avalados para tomar decisiones en igualdad de condiciones sobre el cuidado y el futuro de sus hijos.

Dentro de la guarda y custodia compartida, se pueden distinguir varios tipos de regímenes, entre los que sobresalen los siguientes:

  • Custodia compartida con domicilio rotario de los hijos: cada uno de los progenitores tiene su casa y son los chicos los que pasan un tiempo en cada una de las viviendas.
  • Custodia compartida con domicilio fijo de los hijos: los menores viven en la misma casa y son los padres los que van rotando la vivienda.
  • Custodia compartida coexistente: este caso se da en aquellas situaciones en las que, por el motivo que sea, ambos cónyuges siguen viviendo bajo el mismo techo.

Guarda o custodia partida o distributiva

En el caso en que el matrimonio tuviera dos o más hijos, puede ocurrir que el Juez decida, por motivos debidamente justificados, atribuir la custodia de algún hijo a un progenitor y otros menores a la otra parte. En otras palabras, los hermanos son divididos.

Al respecto, el Código Civil, en su artículo 96.2, sostiene lo siguiente: “Cuando algunos de los hijos queden en la compañía de uno y los restantes en la del otro, el Juez resolverá lo procedente”.

Esta opción es muy extraña por el principio de unidad familiar, que recomienda no separar a los hermanos. Pero, de todas maneras, es una opción posible en casos justificados y excepcionales.

Por ejemplo, en el supuesto de que un hijo tenga mucha más afinidad con el padre que con la madre, el juez puede decidir que viva con él.

Guarda y custodia atribuida a un tercero

Por último, la posibilidad de que la custodia de los menores recaiga en un tercero (los abuelos, tíos u otros parientes cercanos, por ejemplo). En estos casos, se tienen en cuenta situaciones familiares especiales que ocurren en el seno familiar, tales como el abandono o maltrato de los dos padres.

Para que el Juez falle de esta manera, quien reclame la tenencia de los niños debe tener pruebas de estas circunstancias para demostrar que está en serio riesgo el bienestar de los niños.

Además de parientes cercanos como tíos o abuelos, la custodia puede ser dada a personas que lo consientan y, en última instancia, a una institución adecuada.

🥖 Pensión de alimentos

La pensión de alimentos puede definirse como el deber impuesto a una o varias personas de asegurarle la subsistencia a otra u otras. En derecho, a la parte acreedora se la define como alimentista, que tiene el derecho de pedir y recibir alimentos, mientras que, el que tiene el deber legal y moral de pagar, se llama alimentante.

Al tratarse de una separación, lógicamente la obligación de alimentos consiste en el deber impuesto a uno de los dos cónyuges frente a sus hijos, y se define en el momento en el que termina el proceso judicial.

Es importante remarcar que en caso de que no se cumplan con estos deberes, las consecuencias legales para el deudor pueden ser muy graves.

Muchos tienen dudas sobre lo que comprende la pensión de alimentos. Básicamente, hablamos de

todo lo necesario para sobrevivir, como la comida, educación, vivienda, vestimenta y asistencia médica.

Por esta razón se pone tanto en hincapié en lo importante que es que el alimentante no demore la paga porque son cuestiones clave para la vida del niño.

Recordemos que los padres tienen el deber de contribuir a los alimentos de los hijos, independientemente de que sean menores o mayores de edad.

En este último caso, es preciso soslayar que los cónyuges tienen la obligación de mantenerlo en caso de que el joven continúe con sus estudios o demuestre ser económicamente autosuficiente.

Si el niño/a no tiene intenciones de estudiar, ni tampoco trabaja, la parte alimentante puede tramitar el fin de la pensión alimentaria.

En lo que respecta a obligaciones, cuantías y formas de pago, aquí depende pura y exclusivamente de cómo se dio el divorcio, ya que va a depender del convenio regulador, el documento que contiene los pactos alcanzados por los cónyuges, ya sea por mutuo acuerdo o en los contenciosos, sobre los aspectos personales y matrimoniales que regirán después del divorcio.

El monto, punto que casi siempre genera polémica, si la pareja tiene un acuerdo mutuo, todo será mucho más rápido y sencillo. Serán ellos dos los que pacten la forma de pago y la cantidad.

Todo se complica más si es la Justicia quien define estas cuestiones. En un procedimiento contencioso, habrá un trámite judicial, de duraciones inciertas, y una sentencia firme que va a definir todas las cuestiones relativas a la pensión de alimentos.

La cuantía se calcula en base a varios criterios y, al no haber una legislación clara ni tampoco posiciones uniformes, este suele ser el tema más espinoso en lo que respecta a los juicios por divorcio.

De todas maneras, antes de fallar los Juzgados suelen prestar atención a dos variables: en primer lugar, a las posibilidades económicas del progenitor obligado a pagar una pensión de alimentos.

En segundo lugar, influyen las necesidades de quien tiene el derecho a recibir esta prestación. Por ejemplo, no es lo mismo un bebé que necesita pañales que un niño de 10 años.

¿Qué pasa si el deudor no paga?

El incumplimiento del deber de prestar alimentos puede traer graves consecuencias para el progenitor, especialmente cuando la demora es de entre dos y cuatro meses. Este accionar inevitablemente conlleva el inicio de un procedimiento judicial, cuyos fallos pueden ser diversos.

Hay dos vías para reclamar la falta de pago. En primer lugar, puede ser solicitado por el mismo Juzgado que acordó la pensión previamente. En estos casos, la consecuencia para el deudor es el embargo.

La situación se pone mucho más complicada si hay una denuncia penal. La misma se puede realizar si han pasado dos meses consecutivos o cuatro meses no consecutivos sin recibir dinero.

En los casos más graves supone el delito de abandono de familia, que está castigado con una pena de tres meses a un año de prisión, además de una multa, cuyo valor lo dispone la Justicia, que se deberá pagar entre 6 y 24 meses de manera ininterrumpida.

La pensión de alimentos es el tema más delicado en los casos de divorcio en lo contencioso, por lo que se vuelve imprescindible contar con un abogado de familia de confianza como los que ponemos a tu disposición en nuestro despacho.

🗂️ Pensiones derivadas del divorcio

Si un divorcio supone un problema económico para una de las partes, hay dos tipos de pensiones que pueden solicitarse, siempre bajo el asesoramiento de un abogado especializado en Derecho de Familia.

En primer lugar, la prestación compensatoria, la cual puede pedirse en aquellos casos donde uno de los dos cónyuges, tras la separación, quedó seriamente perjudicado.

Por otra parte, también existe la compensación económica por razones de trabajo, que se le otorga a la persona que, por estar a cargo del cuidado del hogar y de la crianza de los niños (si los hubiera), se ha visto imposibilitada de trabajar y generar dinero. Lógicamente, en la mayoría de los casos es la mujer quien se ha visto perjudicada.

Como sucede con otros casos derivados de una separación, en ambos procedimientos juega un rol fundamental el modo en el que se dio el divorcio, ya que si la relación terminó en malos términos el procedimiento puede ser muy largo y costoso.

💵 Herencias

Las herencias son uno de los casos jurídicos más comunes, que en algún momento todos vamos a tener que afrontar por la muerte de un ser querido.

Estos procesos suelen ser sumamente largos y complicados, especialmente si se trata de una familia numerosa y/o que tiene múltiples conflictos internos.

Los tres aspectos decisivos en una herencia son:

  • Repartición de bienes: aunque en muchos casos la repartición de bienes está en el testamento de la persona fallecida, todavía sigue siendo uno de los problemas más habituales de cualquier herencia porque muchas vecesno hay acuerdo con la división entre los integrantes de la familia o se pone en duda la veracidad del documento.
  • Testamento: los testamentos generan muchas dudas y problemas, especialmente porque hay tres maneras diferentes de hacerlo: oléografo (redactado a mano y firmado por el propio testador), abierto (el testador manifiesta sus últimas voluntades en presencia de quienes deberán autorizar el documento) y cerrado (el testador elabora el documento y se lo entrega a un escribano público).
  • Impuestos: otro asunto de interés durante la herencia seráel pago de los impuestos correspondientes, que va a depender de cada caso en particular.

Estos son algunos de los casos en los que puedes necesitar de la intervención de nuestros abogados de familia, aunque no las únicas. Es que también puedes necesitar de estos profesionales del derecho para recibir asesoramiento en casos de violencia doméstica, adulterio o adopciones de menores de edad.

Independientemente de las características de la situación, aquí encontrarás personas serias, responsables, con experiencia y profundos conocimientos sobre esta rama del derecho para que obtengas un fallo favorable en el menor tiempo posible.

¡Contrata un abogado de familia de confianza!

Contar con un abogado de familia de confianza es de vital importancia porque estamos hablando de casos complejos, que precisan de un profesional con experiencia y profundos conocimientos sobre esta rama del Derecho para que tu demanda prospere y obtengas un fallo favorable.

Tenemos una red de abogados distribuidos por diferentes puntos de España, como Barcelona, Madrid, Sevilla, Valencia y Málaga, entre otros.

Con presencia en buena parte del país, años de trayectoria, profesionales destacados y cientos de clientes satisfechos, somos tu mejor opción para brindarte el asesoramiento jurídico que necesitas.

¡Contacta con nosotros!


⭐ Solicita un Abogado de Familia GRATIS ⭐

Casos comunes de Abogados de Familia

WeCreativez WhatsApp Support
Nuestros expertos contestarán en un plazo de 24 horas máximo.
👋 Hola, cómo podemos ayudarte?